sábado, 29 de diciembre de 2007

Estatua ecuestre de Martínez Campos

-
Tras el golpe del general Pavía y la disolución de las Cortes, en enero de 1874, se establece en España un régimen militar bajo la presidencia del general Serrano. Éste formó un gobierno compuesto por demócratas radicales y militares, que concentró todo su esfuerzo en sofocar los últimos focos cantonalistas, hacer frente a los carlistas del norte y volver a establecer el orden y el control del país desde el poder central. Se fueron eliminando los úlitmos reductos de oposición republicana, mientras los grupos burgueses y las clases medias se iban incorporando paulatinamente a la causa alfonsina, representada ya oficialmente por el malagueño Antonio Cánovas del Castillo.
-
-
El 1 de diciembre de 1874, por inspiración de Cánovas, el joven Alfonso firmaba el Manifiesto de Sandhurst en el que el futuro Rey garantizaba una monarquía dialogante, constitucional y democrática, y una voluntad de integrar en su nuevo régimen buena parte de los progresos políticos del Sexenio. Cánovas preparaba así la vuelta a la monarquía de forma pacífica y sin intervención militar. Sabía que sólo esta base legal permitiría un amplio consenso nacional, un reconocimiento internacional y una prolongada estabilidad del nuevo régimen. Sin embargo, la España del siglo XIX había estado caracterizada por sus pronunciamientos militares y era algo latente en la vida política de la época, así pues, los generales Arsenio Martínez Campos y Jovellar, se alzaron militarmente cerca de Sagunto el 29 de diciembre de 1874, proclamando rey a Alfonso XII.
Si este alzamiento hubiese sido considerado por la mayoría de españoles como un acto contra la patria común, la causa del príncipe Alfonso habría quedado definitivamente perdida. Cánovas temió que esto ocurriera y, encerrado por el momento en el Gobierno Civil de Madrid, maldijo la alocada intervención de Martínez Campos. El Príncipe, procedente de Londres, llegó a París al día siguiente, el 30 de diciembre, con el propósito de pasar el resto de las vacaciones de Navidad con su familia. En el Palacio de Castilla ya conocían la noticia. Se acababa de recibir justamente un telegrama que la confirmaba, aunque la presentaba como el simple resultado de un pronunciamiento militar:
.
"Vuestra Majestad ha sido proclamado rey
ayer por la noche por el Ejército español.
¡Viva el Rey!"
-

6 comentarios:

Carolina dijo...

¡Yo tengo una foto ahí cuando estuve en Madrid!
¿y esto Rafa?

"Vuestra Majestad ha sido proclamado rey
ayer por la noche por el Ejército español.
¡Viva el Rey!"

me hueles a monárquico...

Rafa dijo...

Jajajaja, pues si huelo ya me ducharé pero creo que de todas formas seguiré oliendo así... jeje

y tú a qué hueles? eh??
jeje

Carolina dijo...

Pues yo huelo a mi perfume de channel que me han regalado por navidad, :)

carlos dijo...

Hola a los dos, yo también huelo a eau de monarquie que huele más bien que nada en el mundo jajaja

Buena la entrada Rafa

Anónimo dijo...

Hola me llamo Arsenio Martinez de Campos , vivo en argentina y Este general es mi tatara abuelo

sara dijo...

pues le hicieron una buena estatua a tu abuelo ;)